sexoCon que lo digan una vez basta para convencernos. El sexo antes de realizar deporte no es perjudicial y punto. Hasta ahora había dos corrientes al respecto: por un lado, la disciplinada, que prefería reservar sus picos de testosterona para la competición, y la Romarista, en referencia a Romario, defensora del sexo antes de la refriega en el campo.

Y es que como explica el periodista Rick Broadbent en su columna deportiva en The Times, el sexo está implícito en las causas y los efectos de la práctica deportiva. ¿Acaso es casualidad la imagen de Cristiano Ronaldo, camiseta en mano, mostrando su perfiladísimo torso, definido hasta la obsesión, después de un partido? Sin lugar a duda, lo que el portugués busca zafándose de la camiseta va más allá del 4-4-2 y del sacrificio defensivo. Broadbent añade la sorpresa que se llevó cuando el agente de un famoso jugador le contó que su futbolista trabajaba su cuerpo hasta la extenuación con vistas a un buen Gang Bang (fiesta sexual), no para el fútbol.

Se dice que la práctica sexual puede quemar alrededor de 300 calorías. Pero conviene no quedarnos con el dato, ya que hay modos y maneras de hacerlo. Es lícito pensar que Usain Bolt esté para más hazañas entre las sábanas que Mickey Rooney, por ejemplo. El tiempo que cada uno dedique al sexo también es una variable calórica digna de consideración.

¿Puede contribuir el sexo a la mejora en el rendimiento deportivo? La respuesta es ambigua y deja a los hombres peor parados. Por ejemplo, es muy beneficioso para la mujer llegar al orgasmo antes de un maratón, porque correrá más relajada la carrera. Broadbent afirma con buen humor que aún se desconocen las consecuencias objetivas de un orgasmo fingido, pero que al parecer no beneficia a ninguna de las dos partes.

Un cardiólogo canadiense parece tener la respuesta: “correr mejora la salud vascular, y la salud vascular es necesaria para el buen funcionamiento sexual”. Conclusión: en líneas generales, correr es beneficioso para el sexo, pero no está demostrado que el sexo sea beneficioso antes de una carrera.

En general, los expertos coinciden en que un revolcón antes de competir beneficia más a la mujer que al hombre. Los All Blacks se abstuvieron de practicar sexo durante el mundial de rugby en 2007 pero curiosamente se mostraron impotentes ante la selección francesa, país que presume de exportar los amantes más atentos y apasionados del mundo.

Si tras leer este artículo aún tienen dudas, consuélense pensando que al menos no desperdiciaron tres años de su vida. Como cuenta la actriz Joan Rivers, su pobre vida sentimental era consecuencia de una educación sexual demasiado dicotómica: “mi madre me dijo que el hombre iba arriba y la mujer debajo, así que mi marido y yo estuvimos durmiendo en literas durante tres años”.

About the author

La redacción de menecesitas.com está compuesta por periodistas, fisioterapeutas, licenciados en educación física, nutricionistas y sobre todo deportistas. Todos nosotros escribimos con la intención de ayudarte en la mejora de tu pasión, el deporte.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)