cavitacion
La llegada del calor y el buen tiempo indica que el verano está más próximo de lo que pensamos. Y a la hora de mirar la ropa de temporada en el armario, nos percatamos de que no nos hemos cuidado como debiéramos. Y los excesos cometidos empiezan a pasar factura. Y esconder aquello que no queremos enseñar se convierte en una misión harto complicada.