Chi Running, sí habéis leído bien CHI RUNNING Posiblemente te suene a chino Y nunca mejor dicho porque la técnica del Chi Running o el Correr Chi tienen sus raíces en la antigua cultura oriental. Y lo que propone es aprender una serie de bases técnicas que contribuyen a mejorar nuestra técnica de carrera para aumentar nuestro rendimiento.

¿Cómo se define? Como su propio nombre indica el Chi Running se basa en otras disciplinas como el Tai Chi, el pilates o el yoga. Cuando corremos, la mayor parte de los corredores tenemos ciertos hábitos adquiridos que resultan muy poco eficaces, y nos limitan.

  • Por este motivo, el principio básico del Chi Running o el Correr Chi se centra en que la acción de correr se haga de una forma relajada, libre y natural, como si estuviésemos guiados por la propia fuerza de la gravedad. Sin que para ello necesitemos un esfuerzo físico excesivo.

En otras palabras, esta técnica busca que correr se convierta en un hábito placentero, y el cual seamos capaces de disfrutarlo desde el principio hasta el final.

¿Cómo surge? Danny Dreyer es el nombre de referencia al hablar de este método de entrenamiento. Él es el verdadero artífice de la expansión del Chi Running. Su obra ‘El Correr Chi. Una manera revolucionaria de correr sin esfuerzo y sin lesiones’ (Editorial Paidotribo) se ha convertido en un auténtico best-seller. Y sus consejos sobre entrenamientos son seguidos por miles y miles de runners de todos los niveles y edades, y a lo largo y ancho del mundo.

¿Pero quién es Danny Dreyer? Se trata ultra-maratoniano con una dilatada experiencia como runner y un experimentado entrenador de corredores. Acérrimo amante de la disciplina del Tai-Chi, Dreyer ha trabajado codo con codo con el reconocido maestro George Xu.

¿Qué es realmente? Se puede decir que el Chi Running se asemeja a un tipo de meditación en movimiento, donde la tranquilidad, la concentración y la mente están interconectadas con la misma práctica deportiva.

Como propone Dreyer, esta disciplina de entrenamiento permite aumentar la velocidad, reducir el esfuerzo, e incluso cuidar de nuestro cuerpo, dado que también puede convertirse en una buena fórmula para prevenir las temidas y odiosas lesiones.

El resultado es alcanzar una manera de correr que nos permita sacar el máximo partido a la energía que fluye en el interior de nuestro organismo.

Lo que Danny Dreyer preconiza en su libro es el denominado movimiento inteligente.  Dicho movimiento es resultado de la unión de la energía y la potencia  del running con los movimientos y la concentración de una disciplina como el tai chi.
¿Cuáles son sus reglas básicas? La postura y la pisada son dos de los pilares sobre los que se sustenta la técnica de Chi Running.
Dreyer subraya la idea de que el cuerpo debe fluir con cada zancada. Por este motivo es fundamental que el cuerpo mantenga una correcta alineación. Nuestra carrera se realiza en perfecta armonía entre las caderas y los tobillos, los hombros con las caderas. Y por último, el cuello tiene que estar erguido, a la misma altura que el mentón, pero siempre liberado de tensiones.
El matiz reside en que una postura bien alineada requiere de un tronco firme. Tal circunstancia permite que el balanceo de nuestra pelvis sea mucho más suave cuando estamos en plena acción.
La pisada es otro de los elementos principales en el Chi Running. La regla básica se centra en que la parte media de la planta del pie concentra la mayor parte del peso, y es lo primero que debe entrar en contacto con el terreno. Así, al distribuir el peso, nuestra pisada es más natural, con lo que se reduce el impacto sobre las articulaciones.
¿Cuáles son sus beneficios? Una adecuada postura, unos músculos bien relajados y una zona abdominal fuerte propician que todo corredor pueda incrementar su eficiencia, su resistencia, su velocidad, e incluso disminuir el número de lesiones.
Pero el chi running también puede ofrecer otra serie de beneficios como perder más peso, eliminar toxinas, mejorar la capacidad de oxigenación de nuestro organismo, entre otros.
¿Quién lo puede practicar? Todo el mundo. No hay restricción alguna, sea cual sea el nivel que tengamos. Desde los runners que acaban de comenzar hasta los atletas más experimentados pueden aprender esta técnica para experimentar un cuerpo y una mente en sintonía, merced a nuestro propio entrenamiento.
Y como apunta Dreyer, el objetivo final del chi running no es otro que el de alcanzar la sensación de disfrutar corriendo.

Si quieres formar parte de esta comunidad comentar en artículos y hacer tus consultas REGÍSTRATE

Foto: Facebook de Danny Dryer. (www.facebook.com/danny.dreyer)

About the author

Es licenciado en ciencias de la información en la Universidad del País Vasco y está especializado en redes sociales e internet. Dirigió HoySport.com portal web de deportes de Vocento. Responsable de contenidos de vamosacorrer.com la red social de atletas populares. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la red. Aficionado al cicloturismo, triatlón y al running. Gorka Cabañas

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)