No te prives de una buena siesta y recupera tu sistema cardiovascular
Echar la siesta es el ‘deporte rey’ de cualquier ciudadano de a pie. Cuando se acerca la hora del cierre de la jornada laboral ¿quién no ha pensado en echarse una cabezada en el sofá? La siesta es un placer que pocas personas perdonan, a pesar de las interminables y agotadoras jornadas de trabajo. Y es que ese pequeño descanso es totalmente reparador.

Y ese aspecto de recuperar la energía perdida cobra mayor sentido, si atendemos al estudio realizado por un grupo de investigadores estadounidenses, pertenecientes al Allegheny Collage de Pennsylvania. El estudio ha revelado que una siesta diaria de 45 minutos de duración contribuye a mejorar nuestra salud. Esto es porque ese tiempo de reposo favorece que la presión arterial sea menos acusada en días de mucha tensión.

El ajetreado y estresante ritmo de vida que llevamos está afectando de forma directa a nuestra calidad del sueño. El dato es más que significativo, ya que dormimos menos y peor que hace cincuenta años. La media ha quedado establecida en dos horas menos. Por lo que queda claro que esa falta de sueño nos convierte en personas más propensas a padecer problemas de hipertensión y cardiovasculares.

Prueba de estrés mental

Con tal panorama, el grupo de investigadores norteamericanos centró la base de su estudio en una prueba de estrés mental para comprobar si la siesta tiene efectos reconfortantes sobre nuestro sistema cardiovascular.

A tal fin, un total de 85 estudiantes universitarios fueron sometidos a dicha prueba. Los universitarios fueron divididos en dos grupos. Un primer grupo tenía que dormir una siesta no superior a la hora, mientras que un segundo grupo no tenía el privilegio de disfrutar de este placer.

Los resultados han sido clarificadores, y los investigadores no han dudado en subrayar que la siesta tiene efectos positivos en los estudiantes, su ritmo cardíaco era más lento y la presión arterial más reducida.

En definitiva, el estudio demuestra que la siesta no es un capricho ni un síntoma de holgazanería, sino más bien una necesidad para todos nosotros, ya que facilita la recuperación cardiovascular tras episodios de intenso estrés mental.

About the author

Licenciado en Ciencias de la información especializado en periodismo deportivo. Periodista multimedia en vamosacorrer.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)