La importancia de escoger unas gafas de sol para esquiar

Por lo general, a la hora de adquirir el material para esquiar solemos centrar nuestro interés en comprar los esquís, la tabla de snowboard e incluso las prendas más adecuadas para abrigarnos y combatir las bajas temperaturas.

Y en un segundo plano dejamos elementos como las máscaras o gafas de sol para nieve, a las cuales las vemos más como un complemento que una necesidad. Y la verdad es que merecen más atención, por se trata de un componente indispensable en nuestro equipamiento.

Está claro que la protección de los ojos es un aspecto fundamental cuando esquiamos. Y es que la propia nieve puede llegar a reflejar hasta el 85% de los rayos ultravioletas. Un dato que puede llegar a traducirse en una irritación de ojos, pero también en problemas más graves como la pérdida provisional de la vista, porque aparecen lesiones en la retina, en la córnea o en el cristalino. También resulta importante resaltar que los perjuicios de esquiar sin la protección necesaria para los ojos no aparecen de forma inmediata, y que se suceden con el paso de los años. Y por cierto, la mayor parte de los casos se tratan de daños irreversibles.

Es por ello que nuestra elección no debe restringirse exclusivamente a temas estéticos, sino que debemos dar prioridad a las lentes y a los filtros que las gafas de sol incorporan para reducir la luz del sol. De esta forma podremos eludir los reflejos, la distorsión de imágenes, el deslumbramiento, entre otros efectos.

Te puede interesar:

El color de la lente

Ante todo, el primer paso a tener en cuenta para adquirir unas gafas de sol radica en que la compra esté supervisada por un especialista óptico. Pero también hay que tener claro que el color de la lente, así como el grado de absorción de los filtros nos indicarán el tipo de gafa indicada para una determinada actividad deportiva.

En el caso de los deportes de nieve, el color de la lente más óptima es el marrón, ya que este tipo de lentes se adaptan a la perfección a los deportes que se practican al aire libre. Además de incrementar el contraste y la profundidad de campo, también producen un efecto relajante.

Respecto a los filtros, nos podemos decantar por los que son espejeados, ya que ofrecen la protección máxima frente a los rayos UVA. Pero tienen una gran desventaja, y es que suelen rayarse con cierta facilidad.

En definitiva, la importancia de las gafas de sol cuando estamos en la nieve queda patente, y no sólo porque nos ayudan a evitar complicaciones oculares, sino que también nos permite mejorar nuestro rendimiento en cada movimiento que ejecutamos sobre la nieve.

About the author

Licenciado en Ciencias de la información especializado en periodismo deportivo. Periodista multimedia en vamosacorrer.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)