Síndrome de la cintilla ileotibial o Rodilla del corredor

Síndrome de la cintilla ileotibial o Rodilla del corredor
por Natxo Corral 23/03/2009 Imprimir
-

Iniciamos una serie de artículos destinados al tratamiento de lesiones características o asociadas a una actividad deportiva. En este caso y coincidiendo con de nuestra web dirigida a runners www.vamosacorrer.com, se abordará el "síndrome de la cintilla ileotibial", también conocido como "Maissiat" o "rodilla del corredor", dada la frecuencia con la cuál la sufren estos deportistas.

También te puede interesar:

A) DESCRIPCIÓN ANATÓMICA

El tensor de la fascia lata discurre desde su origen en la espina ilíaca anterosuperior (cadera) hasta el cóndilo externo (tubérculo de Gerdy, en la rodilla).

En ese punto, el cóndilo externo de la rodilla, es donde se manifiesta la inflamación y dolor, concretamente de la cintilla ileotibial (se trata de un tendón plano que se forma en la continuación de la fascia lata en su inserción ese nivel).

B) MECANISMO LESIONAL

Esta patología, se origina al rozar la cintilla ileotibial con el borde del cóndilo externo. Esta fricción es máxima cuando la rodilla se encuentra en flexión unos 30º.

La repetición de flexo-extensiones de la rodilla, provoca microlesiones de las fibras de colágeno. Algunos autores incluso hablan de bursitis de la bolsa serosa sita en las proximidades del cóndilo externo de la rodilla, otros autores ponen incluso en entredicho la existencia de la misma.

Ese dolor en la cara externa de la rodilla, puede extenderse hasta el tendón rotuliano, dificultando así su diagnóstico.

Los sujetos jóvenes y, deportistas que practican la modalidad de carrera a pie de manera regular e intensa, así como los ciclistas, son los más propensos a sufrir este tipo de lesión. Los corredores de fondo son los más afectados por la misma.

C) FACTORES DE RIESGO Y SINTOMATOLOGÍA

1) Se hace patente durante la carrera, especialmente cuando se marcha en terrenos con desniveles, en ambos sentidos (descenso o ascensión) e incluso subiendo o bajando escaleras. También se agrava al ampliar la zancada. Llegando en los casos más graves a dificultar la vida cotidiana.

2) Un cambio en la superficie de entrenamiento de una blanda a una más dura, puede desembocar en este tipo de trastorno.

3) El desgaste del calzado y la pérdida de amortiguación es también otro de los factores.

4) Genu varum o rodillas en paréntesis.

5) Apoyo del calcáneo en inversión, o calcáneo varo.

6) Disimetrías/mala alineación en miembros inferiores.

7) Debilidad en los abductores de cadera, sobre todo, en el glúteo medio.

D) DIAGNÓSTICO

1) La prueba de Noble

Con el paciente boca abajo, rodilla flexionada a 90 grados, se presiona el cóndilo externo, 2 a 3 cm. de la interlínea, y se extiende pasivamente la rodilla, el paciente aumenta el dolor a los 30 grados de flexión.

2) Prueba Renne

Aparece el dolor al colocar al paciente en apoyo unipodal sobre la rodilla afectada con una ligera flexión de 30-40º grados.

3) La observación de la suela del calzado con la se realice la carrera

La zona externa de la suela tendrá un mayor desgaste, debido a la mayor carga de trabajo sobre esa zona.

4) Pruebas complementarias

- Radiografía y teleradiografía para estudiar la longitud de los miembro.

- En una resonancia magnética, se observará un aumento de líquido entre fémur y la cintilla, que hará sospechar de la posibilidad de esa lesión.

E) TRATAMIENTO

Lo más habitual es optar por un tratamiento conservador:

1) Masoterapia de relajación de la musculatura de la pierna.

2) Electroterapia: ionización cálcica, ultrasonidos, láser, Tens...

3) Ejercicios de autoestiramiento: Cruzar, desde la posición de pie, una pierna sobre la otra, inclinando el cuerpo hacia delante.

4) Cuña posteroexterna en el calzado deportivo, corregir el apoyo, disminuir el apoyo en la zona externa.

5) Reposo deportivo.

6) Infiltraciones con corticoides

7) Crioterapia.

8) Ejercicio para fortalecer la extensión

La posibilidad de una intervención quirúrgica se adopta como última opción, en caso de no mejorar con los anteriores tratamientos.

F) REHABILITACIÓN Y CONSEJOS PARA EVITAR ESTA LESIÓN

1) Vuelta al ejercicio en terreno llano y blando, y cambiando el calzado anteriormente gastado en ese borde externo.

2) Retomar el ejercicio de manera progresiva con tiempos de marcha rápida y carrera, por ejemplo, 5 minutos de carrera y 5 de marcha.

3) Tapping, con fijación en el punto de inserción en el cóndilo.

4) Corrección de la biomecánica de carrera, se puede mejorar con el uso de plantillas.

5) Fortalecer la musculatura abductora.

6) Bicicleta en sillín alto, trabajo en extensión, evitando flexiones mayores de 30 grados.

7) En natación evitar la braza, por el amplio componente flexor de la misma.

Os recuerdo que "la consulta" continúa abierta a vuestras preguntas y, propuestas de temas a tratar en la misma. Un saludo.

Enlaces relacionados

  1. Bursitis: Tratamiento, síntomas y prevención

    Bursitis: Tratamiento, síntomas y prevención

    La bursitis al igual que la tendinitis no es un término desconocido para los deportistas. Es una lesión común que aparece en varias partes del cuerpo, pero principalmente en la rodilla de los futbolistas y en el codo de los jugadores de baloncesto.
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies