Martín Fiz nos ayuda a preparar un maratón

por Redacción 15/07/2009 Imprimir
-

ÁLVARO ROMEO. Martín Fiz, campeón del mundo de maratón en 1995, jamás ha colgado las botas del todo. A pesar de haberse retirado hace algún tiempo del circuito profesional, el vitoriano ha seguido compitiendo en infinidad de pruebas e incluso apadrina una carrera que lleva su nombre. Pese a ser un experto corredor de fondo, Fiz mira con mucho respeto a la maratón de montaña Galarleiz, una prueba que según él puede hacer morder el polvo al más experto de los maratonianos. El ex campeón mundial atendió a Vamos a Correr a cuatro días de la prueba:

Pregunta: ¿Qué diferencias hay entre una maratón convencional y una de montaña?

Martín Fiz: Las carreras de montaña son muy tácticas, no tiene nada que ver que un profesional como yo corra bien las maratones convencionales. Yo he hecho la Galarleiz y todo el mundo pensaba que iba a hacer una marca buena pero fue lo contrario: en las partes de montaña o llanas fui muy bien, pero te das cuenta de que este tipo de pruebas se ganan bajando. Los atletas que bajan bien son los que ganan. Cuando hice la Galarleiz hace tres años, en el primer tramo, que es todo subida, le sacaba al segundo 7 min. Pero en la segunda parte, que es todo hacia abajo, más de 10 atletas me metieron unos 15 min.

P: ¿Se notan mucho los cambios de temperatura durante la prueba?

M.F: El cambio de temperatura se nota, sales abajo y con niebla, y según subes ves cómo cambia. Es precioso.

Siendo así, ¿qué indumentaria recomiendas llevar?

Salir con camiseta normal, con zapatillas de montaña y poco más. Sobre todo llevar un buen calzado como las botas de Salomon y ropa con Gore-tex.

P: ¿Qué hay que tener en cuenta en esta estación del año?

M.F: Hay que tener muy presente la alimentación, porque en verano tendemos a reducir nuestra ingesta calórica. El combustible lo dejamos a un lado en detrimento de comidas refrescantes como el gazpacho, que son sanas e hidratantes pero poco calóricas. Sugiero que los días previos a la carrera nuestra dieta incluya ensaladas de pasta, patatas cocidas e hidratos de carbono en cualquiera de sus manifestaciones.

P:¿Qué hacer los días previos a la carrera?

M.F: Estirar más los tendones, proteger los tobillos, rodillas... No en vano, la pisada no va a ser tan compacta, como el terreno está bacheado es muy incierta. Como puede haber torceduras de tobillo es preferible vendárselos antes de empezar la carrera para garantizar una mejor sujeción.

P: La prueba empieza con una ascensión de 7,3 km. ¿Cómo cambia el planteamiento de la carrera así?

M.F: El que viene de correr en asfalto suele marcar diferencias en las subidas, pero son ficticias. Te lo juegas a partir del km. 30 con bajadas técnicas y pendientes fuertes. En el km. 40 hay bajadas fuertes y ahí está el meollo. Si eres un gran bajador pillar la rueda de los que bajan bien. Si no lo eres, me marcaría un ritmo constante para jugar la baza de la subida. Si no sabes bajar bien, recomiendo pisar donde pisan los mejores y aguantarles el ritmo.

P:¿En qué tramo de la carrera hay un mayor peligro?

M.F: Si les preguntas a los corredores de montaña, te dirán que la Galarleiz es de las pruebas menos técnicas, pero a mí me pareció un martirio. Recuerdo que en la meta entré con la primera chica y estuve 10 minutos sentado por cansancio, con un dolor de cuádriceps tremendo por soportar los rebotes en las bajadas. Cerca del final, hay unos cortafuegos que matan. Además, como hay vegetación y es verano hay mucha humedad.

P: ¿Hay riesgo de deshidratación?

M.F: La sensación de sed viene antes por la humedad. El verde y la vegetación hace que la humedad sea mayor, por lo que la deshidratación viene antes. Recomiendo beber todo lo que se pueda.

Enlaces relacionados