¿No lograste tu reto? Recupera tu motivación

¿No lograste tu reto? Recupera tu motivación
por Redacción 07/09/2009 Imprimir
-

Muchas veces nos planteamos un objetivo deportivo o físico y nos marcamos unos plazos. Pero una vez llegamos al evento o al tiempo estimado para ver los resultados, no conseguimos el objetivo deseado. No todos contamos con un entrenador personal que saque lo mejor de nosotros. Y es que en ocasiones, hacer deporte por nuestra cuenta tiene una quiebra: estamos solos, contamos con poco aseosramiento y, así, ¿cómo motivarse ante una adversidad?.

No es sencillo, pero a continuación te ofrecemos una serie de consejos para plantar cara a los achares más frecuentes que le surgen al corredor.

Me he estancado

Los corredores que llevan tiempo en ello pueden sentirse como en un callejón sin salida. No pueden correr más distancia ni más rápido, y por ello correr no es tan gratificante como al principio. En este caso, es muy interesante que cambies tus rutas habituales y enfrentarte a nuevos desafíos, nuevas rectas, curvas, pendientes vírgenes para ti.

Flojeo y cada vez voy más despacio

Cambia tu rutin. Es posible que tengas que correr menos y descansar más. En vez de correr cuatro días por semana, corre tres veces semanales y dedica un día a pasear. Si sigues viéndote flojo acude al médico, ya que puede que necesites revisar tus hábitos alimenticios por una posible falta de hierro o vitamina B.

No puedo correr más rápido

Añade trabajo de velocidad a tus entrenamientos. Si sigues este enlace tendrás un buen manual de entrenamientos de velocidad. El día después de trabajar la velocidad no hagas deporte.

Pierdo fuelle en las largas distancias

Reduce la velocidad en las largas distancias y ve añadiendo kilómetros poco a poco. Un truco: si cada dos kilómetros añades una pausa de un minuto para caminar el cuerpo se recuperará del esfuerzo, tendrás menos agobios y no forzarás en vano. Además, podrás acometer mayores distancias. Así que ya sabes, platéate objetivos factibles y que puedes finalizar. No comiences con grandes retos, eso te hará ganar confianza en ti mismo, y ve aumentando la dificultad. Y sobre todo diviértete. Sin eso no tiene sentido que lo afrontes.

Enlaces relacionados

  1. Otoño, una buena época para empezar a correr

    Otoño, una buena época para empezar a correr

    Otoño es sinónimo de vuelta al trabajo, de fresquillo matinal, de días cada vez más cortos... Pero no todo son malas noticias. Otoño es una estación excelente para empezar a correr
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies