Correr con frío: Riesgos y beneficios

Correr con frío: Riesgos y beneficios
por Redacción 16/01/2010 Imprimir
-

Nos encontramos en pleno temporal de frío y nieve y serán pocos los que piensen en hacer deporte, por lo menos al aire libre. Son de esos días en los que la gente se apresura en llegar pronto a casa y echar la llave. Sin embargo hay "valientes" que no perdonan su salida diaria y no te debe sorprender ver a runners ataviados con lo justo y disfrutando de su deporte favorito.

"Uns locos", pensarás. Pero lo cierto es que a partir de los diez minutos de carrera ya no sentirán frío alguno. Y es que mantendrá el calor corporal tal como explica John Castellani, preparador físico en la armada norteamericana, "si se tiene un poco de sentido común correr en condiciones de temperatura bajo cero es seguro".

La hipotermia se produce cuando tu cuerpo pierde más calor del que puede producir. Dependiendo de su grado, la hipotermia puede causar escalofríos, pérdida de la consciencia, descoordinación, confusión, y en el peor de los casos la muerte. La humedad, ya sea por una gran sudoración o la lluvia, puede acelerar el proceso hipotérmico. "La humedad reduce la temperatura de tu cuerpo sustancialmente", explica Castellani. "Para mantenerte caliente has de llevar ropa que te aísle de la lluvia y el viento, y ropa interior que transpire el sudor. Evita el algodón", explica. También recomienda que nada más parar de correr o a medida que deceleres te pongas una chaqueta rápidamente, porque "cuanto más lento vas menos calor produces".

Castellani también desmitifica ciertas prácticas como utilizar vaselina para aislar la piel del frío o soplarse dentro de los guantes. "La piel con vaselina es igual de vulnerable al frío que sin ella, así que no renuncies a abrigarte por un ungüento". Soplar por la rendija de tus guantes para que entre calor en ellos tampoco es una gran idea, ya que el aire que expulsas sea probablemente húmedo y frío también.

A pesar de que debería ser seguro correr con frío si llevamos la indumentaria adecuada, hay un pequeño riesgo en entrenar duro si la temperatura baja, porque el aire frío que entra por tus vías respiratorias puede irritarlas y secarlas, lo que podría desembocar en una falsa sensación de calor en los pulmones o en una persistente tos. "Cuanto más fuerte respires, será peor para tus pulmones", explica Kenneth Rundell, director de investigaciones respiratorias en la universidad de Marywood.

Otro consejo que ofrece Rundell es que tengamos cuidado con el viento. "Con 0 grados y un viento de unos 20 ó 25 km/h la sensación térmica puede ser de hasta - 7 grados. Es la clase de día en la que quizá deberías añadir una camiseta térmica o una capa extra a tu indumentaria. También es recomendable hallar una ruta que te cobije de la humedad y el frío. En contra de lo que pudiera parecer, las rutas entre árboles y zonas con madera son mejores que en la ciudad, ya que los edificios, más que proteger, crean túneles por los que circula el viento a sus anchas.

Enlaces relacionados
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies