Un placebo rompe el mito de las pulseras del equilibrio

por Redacción 04/02/2010 Imprimir
-

pulsera-efxJan Echevarria, Natxo Corral y Gorka Cabañas.


Las pulseras del equilibrio se han convertido en los últimos meses en el producto de moda entre deportistas profesionales y amateurs. Sus propiedades "casi milagrosas" pronto despertaron la curiosidad de científicos, médicos deportivos, periodistas... Cuando meses atrás publicábamos que tras probar un modelo concreto de pulsera y escuchar las opiniones de decenas de lectores llegamos a la conclusión de que en nuestra opinión sus resultados no eran los prometidos, decidimos dar un paso más. En primer lugar, romper con algunos de los mitos como por ejemplo el rumor de que esta pulsera 'milagro' está prohibida en competiciones oficiales.

Así, todo aquel que quiere justificar que su Power Balance o EFX mejora realmente el equilibrio y estabilidad de quien la lleva puesta no tiene más que acogerse a que "si está prohibida en competiciones oficiales por algo será". Pero, ¿y quién ha dicho que estas pulseras estén prohibidas en competición? .

Nos pusimos manos a la obra para conocer hasta que punto esta información es real. A decir verdad, ningún medio de comunicación serio ha publicado ni emitido nada sobre la prohibición del polémico brazalete y nos pareció imprescindible llamar entre otros a la Federación Vizcaína de Surf para contrastar la información. Allí nos atendió Floren Isla, presidente de dicho organismo y su respuesta fue clara: "en el surf se supone que te hace mantener el equilibrio y estar mejor, pero yo personalmente no noto nada de nada. Vamos, que me da exactamente igual llevarla que no llevarla". Asimismo, Isla aclaró que "aquí nadie nos ha advertido oficialmente de que esta pulsera este prohibida en competición. Si mañana organizamos un campeonato cualquiera puede llevarla sin problemas".

Sorprendentemente, en la Federación Española de Deportes de Invierno "nadie la ha probado". Eso es lo que ha explicado su director técnico, Ignacio Oruezabal, quien aún no se explica de donde ha salido el rumor de que la pulsera está prohibida. "La Federación Internacional de Esquí no ha dicho nada, así que usar esta pulsera es tan legal como ponerse otra cualquiera. Quien quiera usarla que la use, sin problemas".

Por último, recurrimos a Natxo Corral licenciado en Educación Física y Diplomado en Fisioterapia. Aquí os dejamos las conclusiones del estudio:

Desde hace unos meses, un número considerable de pacientes que acudían a mi consulta, me preguntaban sobre las posibles ventajas de unas pulseras de equilibrio que , al parecer, habían irrumpido en el mercado con una amplia aceptación de los usuarios que las adquirían. Sus inquietudes, me indujeron a investigar en diferentes publicaciones y medios acerca de los principios en los cuales se basaban los efectos de las mismas pero, lamentablemente, las opiniones eran muy diversas y contradictorias; ciertas personas una vez probadas, se mostraban encantadas con los resultados, sin embargo otras no notaban efecto alguno.

Ante la imposibilidad de formarme una opinión fundada, se me ocurrió poner en marcha un pequeño estudio empírico, en colaboración con los compañeros de VamosaCorrer.com web de carreras populares de ElCorreo.com:

1.- METODOLOGÍA DEL ESTUDIO

En mis análisis iniciales de los datos ya existentes pude observar que ninguno de ellos, al menos de los que tuve acceso o conocimiento, habían empleado el sistema de "doble ciego". Este método, consiste en emplear un placebo (en este caso una pulsera común pero no distinguible de las supuestamente efectivas) y alternarla en las diversas pruebas e individuos con las sujetas a análisis. El motivo de la introducción de este elemento es el de evitar que el condicionamiento psicosomático, esto es, el factor de la autosugestión, impida evaluar los efectos reales sobre el sujeto a estudio. En todos los casos, la pulsera quedaba oculta por debajo de una muñequera.

1.1.- PULSERAS SOMETIDAS A ESTUDIO

Una vez establecidos los parámetros iniciales, escogí 2 de los modelos más representativos del mercado, además del placebo:

1) Pulsera de la marca Power Balance. Cedida amablemente por los responsables de la tienda de deportes Corre Corre sita en Max Center Barakaldo (Bizkaia).

2) Pulsera de la marca EFX.

3) Pulsera placebo de silicona.

1.2.- MUESTRA A ESTUDIO

Se emplearon 14 personas, 6 mujeres y 8 hombres, que no habían probado previamente la pulsera aunque, en la mayoría de los casos conocían el producto.

1.3.- PRUEBAS REALIZADAS

Las marcas que comercializan las pulseras para poner de manifiesto los efectos de su producto, sugieren un test estándar. En este caso, para garantizar la fiabilidad del producto, decidí añadir un estudio de "equilibrio dinámico".

Cada individuo recibía unas explicaciones por escrito sobre las pruebas que debía realizar que consistían en:

1.3.1.- Test de equilibrio estático con dos apoyos: Con ojos cerrados aguantar el equilibrio, en posición de base con las piernas separadas a la altura de los hombros, y ligera flexión de rodillas, durante 20 segundos.

1.3.2.- Test de equilibrio monopodal: es decir, con un solo apoyo (15 segundos de equilibrio o hasta observar desequilibrio):

- Sobre un pie ojos abiertos

- Sobre un pie ojos cerrados

- Sobre un pie, con los ojos abiertos, brazos en cruz, aplicando ligeros desequilibrios

- Sobre un pie, con los ojos cerrados, brazos en cruz, aplicando ligeros desequilibrios.

1.3.3.- Test de equilibrio dinámico: Se coloca en el suelo una tira en línea recta de 2 metros, y se colocan otras dos tiras imitando la forma de "Y" con dos metros de longitud de cada brazo:

- Primero se caminará con los ojos abiertos.

- Después se caminará con los ojos cerrados.

Una vez definido el tipo de pruebas se estableció la manera de aplicarlas:

Fase 1: Todos los sujetos a estudio fueron sometidos en ausencia de las pulseras, a los 3 test propuestos. Los individuos que no presentaban desequilibrios significativos se descartaban para la segunda fase del estudio debido a la imposibilidad de obtener mejorías relevantes en sus aptitudes, dificultando así la interpretación de los resultados.

Fase 2: Una vez determinados los sujetos que podían experimentar una mejora perceptible y significativa, se les sometió de nuevo a los mismos test, esta vez equipados con las pulseras, alternando el orden de utilización de la pulsera placebo con una de las auténticas para evitar por un lado la posible contaminación de los resultados a consecuencia del proceso de asimilación del ejercicio por repetición del mismo o, a consecuencia del cansancio acumulado por la misma repetición.

2.- RESULTADOS OBTENIDOS

Los datos fueron recogidos de la manera más objetiva posible, en base a la información aportada por los sujetos a estudio

De los 14 sujetos a estudio, 4 de ellos no presentaron desequilibrios relevantes y, pese a completar las pruebas, sus resultados no fueron tenidos en cuenta para el estudio, habida cuenta de la imposibilidad de extraer resultados. De esta manera, la muestra quedo reducida a 5 mujeres y 5 hombres.

Asimismo, paralelamente a los resultados técnicos, se pidió a los participantes una evaluación subjetiva sobre las sensaciones o mejoría que habían podido percibir al equiparse con las pulseras.

3.- INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS

Analizando los resultados se puede deducir, que si bien los sujetos han manifestado mejoras tanto en el equilibrio dinámico como estático, estas se han producido tanto con las pulseras supuestamente eficaces a estudio como con el placebo.

Este resultado por tanto, induce a pensar que los efectos de las pulseras, son más debidas al factor psicológico que a factores puramente físicos. Cabe destacar que, paradójicamente, los resultados obtenidos cuando los sujetos empleaban la "pulsera placebo" eran más llamativos que con las demás. Asimismo, en un 20 % de los casos, las sensaciones que experimentaban los sujetos eran peores cuando se equipaban con las pulseras que en ausencia de ellas, algo que puede refrendarse observando los datos recogidos de los resultados de las diferentes pruebas.

A la vista de los datos recogidos y, de las impresiones manifestadas por los participantes en el estudio, se extraen las siguientes conclusiones:

1) Las mejoras experimentadas son, en gran parte, debidas a factores psicológicos más que a la efectividad real de las pulseras.

2) Mediante este estudio, no es posible concluir que las pulseras ejerzan un efecto real significativo sobre las personas, tanto en el aspecto positivo como negativo.

3) Mi opinión profesional, es que las supuestas bondades de las pulseras son más un truco publicitario que un logro tecnológico, esto es, una campaña promocional destinada a potenciar un producto en el mercado que se puede tildar de prescindible, lejos del aspecto meramente estético. Aún así, habrá usuarios de dicho accesorio que den fe de lo mucho que han mejorado desde que las portan pero, a ciencia cierta, su capacidad de producir mejoras más allá de la autosugestión es irrelevante.

Descargar los resultados pormenorizados del estudio.

*Este estudio tiene solamente caracter informativo y no se pueden extraer conclusiones científicas del mismo.

Comenta en el foro de Vamos a correr tu experiencia

Enlaces relacionados

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies