Nuestro estudio sobre las pulseras del equilibrio en La Razón

por Redacción 21/02/2010 Imprimir
-

Este fin de semana nuestro estudio sobre el timo de las pulseras del equilibrio pudo leerse en las páginas del periódico La razón. Os dejamos la referencia y la parte en la que se habla del artículo de www.menecesitas.com:

El silencio por respuesta

En la misma línea habla Gorka Cabañas, periodista especializado en deporte y responsable junto al fisioterapeuta Natxo Corral de la web sobre salud y deporte www.menecesitas.com: «A nosotros nos surgieron las dudas cuando empezamos a ver a deportistas famosos con la pulsera. Nos llamó la atención el rumor de que las federaciones deportivas habían prohibido su uso. Fue entonces cuando intentamos ponernos en contacto con los responsables de Power Balance para conocer la base científica de sus productos, pero no lo logramos». Nosotros tampoco. Por un lado, quisimos hablar con alguien de la empresa principal, en California. No tuvimos éxito. Por otro, un comercial español nos atendió al teléfono, esta vez sí, pero lo hizo para no contarnos nada: «Nos preocupa mucho el tratamiento de la información sobre nuestra marca, así que preferimos mantenernos en silencio». A pesar de que nuestra intención era conocer el volumen de facturación y ventas de la pulsera en España (se cree que podrían rondar las 100.000 unidades diarias), lo único que reconoció fue que «el éxito obtenido es aceptable, pero la maduración del producto es prematura. No queremos que se convierta en una moda, sino en una marca». Respecto de sus presuntas propiedades beneficiosas, el comercial nos aclaró que «cada cual está en su derecho de dudar si la pulsera es efectiva o no».

Gran parte de tanta precaución se debe a que los mismos blogs que hace meses alababan las excelencias de los brazaletes mágicos ahora se inundan de comentarios negativos sobre su veracidad.

Ante la duda, Gorka Cabañas y Natxo Corral realizaron un muestreo con unas 20 personas. Utilizaron 3 pulseras: una de Power Balance, otra de EFX y una de silicona como aquellas que puso de moda Lance Armstrong hace un par de años con fines solidarios. La prueba concluyó que, ante unos ejercicios de equilibrio similares a los que publicitan las dos primeras, la última era la que mejor resultado daba a los participantes. Gorka explica que «si de verdad hubiera existido un estímulo en las pulseras con holograma, éste habría sido notorio. Analizamos dicho holograma y no encontramos nada especial. Por eso creemos que haría el mismo efecto recortar el holograma de una tarjeta de crédito caducada y pegarlo en una pulsera cualquiera», añade.

Para ellos, especialistas en deporte y bienestar, todo se debe al poder de sugestión, algo totalmente legítimo que siempre ha existido. Pero que nada tiene que ver con «utilizar la salud como estrategia para vender un producto de moda». Tema aparte es que usted crea que la pulsera le funciona: entonces, no lo dude. Cómprela. Bendito placebo.

Enlaces relacionados

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies