Iñigo Mujika, entrenador de triatletas profesionales: "No hace falta ser un héroe para correr un triatlón"

por Redacción 11/05/2010 Imprimir
-

Preparar tu primer triatlón. Se trata de un reto que muchos se plantean pero que genera dudas y miedos. ¿Seré capaz de terminarlo?¿Cómo tengo que entrenar? ¿Cuántos días a la semana?¿Entreno más la natación que la bicicleta? Para dar respuesta a todas estas cuestiones hemos hablado con el doctor. Iñigo Mujika, fisiólogo de USP Araba Sport Clinic y entrenador de algunos de los triatletas profesionales más importantes de nuestro país. Mujika ha ejercido como fisiólogo del Instituto Australiano del Deporte en 2003 y 2004. En 2005 trabajó como fisiólogo y preparador del equipo ciclista profesional Euskaltel-Euskadi y entre 2006 y 2008 fue Responsable de Investigación y Desarrollo en el equipo de fútbol profesional Athletic Club de Bilbao.

¿Cómo debe plantear un entrenamiento alguien que desea correr por primera vez un triatlón?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que entrenar para un triatlón y correrlo es más complicado de lo que pueden pensar algunos deportistas, pero más sencillo de lo que pueden creer otros. No hace falta ser un héroe para correr un triatlón, pero sí es necesario planteárselo con tiempo e intentar disfrutar de la preparación y de la propia carrera. Correr un primer triatlón puede convertirse un reto maravilloso o una auténtica pesadilla, en función del planteamiento que haga el deportista.

¿Puede alguien entrenar triatlón por su cuenta?

Está claro que se puede, ya que muchos deportistas lo hacen; otra cosa es que esto sea lo más adecuado para su salud y para su rendimiento deportivo. Al tratarse de tres especialidades, el entrenamiento para el triatlón es complejo. Hay especialistas en entrenamiento deportivo que han hecho una carrera universitaria y obtenido títulos federativos para poder dedicarse al entrenamiento de triatletas, lo cual da una idea de que entrenar triatlón no es algo que esté al alcance de cualquiera. Dedicar horas a nadar, andar en bici y correr sin unos objetivos claros, sin una planificación específica, sin unos conocimientos de fisiología, de entrenamiento deportivo o de nutrición no es sinónimo de entrenar triatlón.

¿Está habiendo una evolución en los métodos de entrenamiento?

La verdad es que sí. El mundo de la investigación en ciencias del deporte en general, y en entrenamiento deportivo en particular es muy activo, y hay novedades constantes. De hecho, nosotros mismos en USP Araba Sport Clinic estamos muy involucrados en el mundo de la investigación. Por poner un ejemplo, en los últimos meses hemos publicado varios trabajos en revistas científicas internacionales sobre métodos de entrenamiento de alta intensidad, y ahora mismo estamos llevando a cabo otros tres estudios sobre temáticas parecidas. Para seguir evolucionando, no sólo hay que centrarse en las investigaciones sobre triatlón, sino también sobre otros deportes, para después buscar la posible transferencia al triatlón. Cuando los programas de entrenamiento tienen una base científica es mucho más probable que resulten eficaces, así que cuando disponemos de nueva literatura científica que puede aportar cosas novedosas y eficaces a nuestros entrenamientos, procuramos incluirlo en nuestros planes.

¿Puede un aficionado al triatlón contar con un entrenador profesional en tiempos de crisis?

Yo creo que se trata de una cuestión de prioridades. Hay triatletas que no tienen ningún problema en gastar muchísimo dinero en equipamientos que en muchos casos pueden ser excesivos para su nivel, pero no se plantean la posibilidad de contratar los servicios de un entrenador. Conozco triatletas aficionados que gastan en un juego de ruedas más de lo que les costaría tener un entrenador durante dos años. Afortunadamente, algunos triatletas entienden que la mejor inversión para su salud y su rendimiento es conseguir que su entrenamiento esté bien estructurado y adaptado a sus condiciones particulares, y lograr esto es más facil con la ayuda de un entrenador profesional. Se puede mejorar muchísimo más con un buen plan de entrenamiento que con un par de ruedas tope de gama.

¿Cómo planifica un entrenador profesional a un triatleta "popular"?

La clave está en saber interpretar lo que busca el triatleta, sea cual sea su nivel, y ayudarle a establecer unos objetivos razonables en función de sus cualidades y sus limitaciones. Los reconocimientos médicos, pruebas de esfuerzo y cuestionarios previos sirven precisamente para conocer estas cualidades y limitaciones. Sobre esta base, el entrenador debe diseñar una planificación acorde a los objetivos que se hayan establecido. A partir de ahí, el entrenador tiene que ir ajustando las cargas de entrenamiento, adaptándolas a las necesidades de cada triatleta. La mayoría de triatletas "populares" tienen una serie de obligaciones laborales, familiares y sociales, y no pueden dedicar todo su tiempo libre al deporte; un buen entrenador debe entender esto, procurar obtener el máximo rendimiento del deportista y ayudarle a disfrutar del triatlón, sea cual sea su nivel de dedicación.

¿Cuánto influye la alimentación en el entrenamiento?

Desde mi punto de vista, la alimentación es uno de los tres componentes claves del entrenamiento deportivo, junto con el propio entrenamiento y la recuperación. Sin una buena alimentación no hay un buen entrenamiento, y por supuesto no puede darse una buena recuperación. La alimentación debe aportar los sustratos energéticos para que los músculos puedan trabajar durante el ejercicio, y también para que puedan recuperarse. Para esto hay que prestar atención tanto a los macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) como a los micronutrientes (vitaminas y minerales) y al agua. La alimentación, el entrenamiento y la recuperación son inseparables.

¿Cómo influye la psicología en este deporte?

Como en todos los deportes, los aspectos psicológicos pueden ser determinantes a la hora de afrontar tanto el entrenamiento como la competición. Es imposible cuantificar la contribución relativa de la psicología al rendimiento en el triatlón, pero está claro que los grandes triatletas suelen caracterizarse por tener grandes dosis de motivación, compromiso con el entrenamiento, optimismo, dureza mental y concentración en la tarea. Yo creo que la mayoría de triatletas podrían conseguir grandes beneficios si trabajaran con un buen especialista en psicología del deporte.

Puede una persona que entrena dos o tres días a la semana hacer un triatlón? ¿O es terreno vedado para unos pocos?

Como he dicho anteriormente, pienso que cada triatleta debe establecer unos objetivos razonables. Por poner un ejemplo, pretender terminar un Ironman en menos de 10 horas entrenando dos o tres días a la semana no sería un objetivo razonable, pero pretender terminar un triatlón corto de manera digna sí podría serlo. No creo que practicar el triatlón sea un terreno vedado para unos pocos; el secreto está en plantearse objetivos razonables y dejarse asesorar por especialistas que nos ayuden a cumplirlos disfrutando de todo el proceso.

Enlaces relacionados