El peligro de los "productos milagro" para adelgazar

por Redacción 18/05/2010 Imprimir
-

La Unión de Consumidores (UCE) de Castilla-La Mancha ha advertido del peligro de los "productos milagro" para adelgazar que se venden sin el control de las autoridades sanitarias y que prometen efectos que no se cumplen y que incluso pueden ser perjudiciales para la salud.

En un comunicado de prensa, la UCE señala que la preocupación por el culto del cuerpo y el cuidado de la salud ha generado la proliferación de productos con pretendida finalidad sanitaria que, sin ser medicamentos, se anuncian como tales.

Estos productos prometen "efectos milagros" en el cuerpo, mejora de la salud y el aspecto físico en cortos periodos de tiempo, por medio del consumo de píldoras, pastillas o utilizando cremas de adelgazamiento.

adelgazar

Se trata, según denuncia la Unión de Consumidores, de una información falsa que puede producir graves daños en la salud, puesto que se ha demostrado científicamente que muchos de esos productos son perjudiciales y no pueden conseguir los efectos deseados.

La organización de consumidores también ha denunciado la falta de control por parte de las autoridades sanitarias en la venta de estos productos con pretendida finalidad sanitaria, que se anuncian abiertamente en Internet, revistas y televisiones locales, y para el consumidor es muy fácil adquirirlos.

La gama de falsos productos de adelgazamiento es muy variada y se presentan al público en forma de cápsulas, píldoras o cremas reductoras.

Las pastillas o preparados adelgazantes están compuestos en muchos casos por plantas con propiedades diuréticas y digestivas, que no sirven para eliminar kilos ni para disminuir la absorción de grasa, a pesar de lo que indica su publicidad.

También utilizan sustancias químicas que pueden producir alteraciones en la salud, y que suponen un grave riesgo en personas que padecen problemas cardiovasculares.

Las cremas reductoras de grasa, por su parte, son un gran negocio para muchas clínicas, pero científicamente sus resultados son poco fiables.

La UCE recuerda que frente a estos "falsos productos" existen medicamentos que pueden atenuar los síntomas de la obesidad, pero en estos casos se trata de fármacos que se dan con receta y bajo la supervisión de un médico especializado en nutrición.

Lo mejor para reducir peso es dejarse aconsejar por dichos profesionales, seguir una dieta adecuada y hacer ejercicio.

También recomienda la organización extremar las precauciones con la población de alto riesgo como los adolescentes, que en los últimos años se han convertido en unos de los principales consumidores de falsos productos adelgazantes.

Vía: EL CORREO

Enlaces relacionados