La preparación psicológica del deportista

por Redacción 07/01/2011 Imprimir
-

El uso del término estrés se ha generalizado sin que la mayoría de las personas tengan claro en qué consiste. En el deporte, este concepto es casi siempre entendido como distrés, una reacción negativa. De hecho, algunas situaciones deportivas producen dos tipos de síntomas negativos: físicos (aumento de la frecuencia cardiaca-respiratoria, tensión muscular y sudoración) y mentales (miedo, ansiedad, preocupación). A pesar de ello, no debemos olvidar que el estrés positivo también existe, pues prepara el organismo del deportista para aumentar su rendimiento.

"Los jugadores de elite, ya sea de fútbol, baloncesto o cualquier otro deporte, inevitablemente viven bajo el estrés durante su carrera deportiva y muchas situaciones interfieren en el resultado deportivo. El tratamiento del estrés puede ser complicado y difícil, ya que existen diferentes tipos", asegura el doctor Carlos Díez, director de los Servicios Médicos Sanitas.

cruzar-la-meta

# Tipos de estrés Estrés agudo. Es la forma de estrés más común. Proviene de las demandas y las presiones del pasado inmediato y se anticipa a las demandas y presiones del próximo futuro. El estrés agudo es estimulante y excitante a pequeñas dosis, pero demasiado resulta agotador.

# Estrés agudo episódico. Con frecuencia, los que padecen estrés agudo reaccionan de forma descontrolada, muy emocional y se muestran irritables, ansiosos y tensos. Según Carlos Díez, "a menudo se describen a sí mismos como personas que tienen mucha energía nerviosa".

# Estrés crónico. Cuando el estrés se presenta de forma crónica (el organismo sobreestimulado) el estrés se convierte en distrés. El estrés crónico puede darse ya sea por una exposición prolongada y continua a factores estresantes externos o por condiciones crónicas o prolongadas de la respuesta al estrés (como en sujetos deprimidos y en el estrés postraumático).

Algunas estrategias para disminuir el estrés

# Según los especialistas de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid, existen dos tipos de estrategias para disminuir el estrés: Técnica de resolución de problemas. Creada por Thomas DŽZurilla y Marvin Goldfried en 1971, consiste en una estrategia de cinco pasos para encontrar solución a cualquier tipo de problema con el que nos encontremos. Los cinco pasos para resolver un problema son:1. Especificar el problema., 2. Concretar la respuesta que como hábito damos al problema., 3. Hacer una lista con soluciones alternativas. , 4. Valorar las consecuencias de cada alternativa., 5. Valorar los resultados.

# Regulación emocional para reducir el estrés: La mayoría de estos métodos de intervención están apoyados en el control cognitivo de los elementos y las respuestas emitidas. Entre los métodos más conocidos están:

- El modelo que trabaja sobre la capacidad de autocontrol del sujeto para no ser sensible a los elementos del ambiente creado por Marvin Goldfried.

# - El modelo del doctor Richard Suinn, que desarrolla un sistema donde se trabaja en el control de las respuestas de ansiedad que emite el individuo, para no alcanzar la fase de desmoronamiento.

# - El método de Inoculación de estrés, que probablemente es el más utilizado en la actualidad y pretende crear una respuesta de relajación orgánica incompatible con las respuestas fisiológicas de afrontamiento.

# El doctor Díez asegura que cuando las exigencias de la competencia comienzan a afectar a los jugadores, se suelen recomendar las siguientes técnicas de relajación: Respiración profunda: para lo que es necesario encontrar un lugar tranquilo para sentarse. Una vez hecho esto, inhalar lentamente por la nariz, llevando el aire hasta lo más profundo de los pulmones. Aguantar la respiración durante unos 4 segundos y luego exhalar lentamente. Es recomendable repetir el ejercicio cinco veces.

# Relajación muscular: Se contrae un grupo de músculos y se mantienen tensos durante unos 4 segundos antes de soltar. Hay que repetir el ejercicio cinco veces, seleccionando diferentes grupos musculares.

# Visualización: Para llevar este ejercicio a buen puerto hay que cerrar los ojos e imaginar un lugar tranquilo o un evento agradable del pasado, recordando las hermosas vistas y los sonidos felices. Una vez hecho esto, imaginar el estrés fluyendo lejos de nuestro cuerpo o visualizar el éxito. Las personas que asesoran a jugadores competitivos suelen recomendar que se imaginen completando un pase, realizando un tiro o marcando un gol, una y otra vez. Luego, el día del juego, hay que recordar las imágenes para ayudar a calmar los nervios y aumentar la confianza en uno mismo.

# La atención: Cuidado con los pensamientos negativos. Ya sea en la preparación para una competencia o haciendo frente a una derrota, el deportista debe repetirse a sí mismo: "¡Aprendo de mis errores!" "¡Estoy controlando de mis sentimientos!" "¡Yo puedo ganar hoy, meter este gol o hacer esa canasta!".

Preparación psicológica en los deportistas

Tal es la profesionalización y especialización del deporte actual, que a la preparación física, técnica y táctica es necesario sumar la preparación psicológica. Los niveles de exigencia y competitividad actuales requieren un abordaje integral, permanente, personalizado y desarrollado por profesionales para obtener los mejores resultados deportivos.

En cuanto a las condiciones imprescindibles para la consecución de triunfos, "el deportista debe estar preparado psíquica y emocionalmente. Es necesario eliminar los miedos, dudas y presiones que pueda tener, para lograr así un óptimo estado mental en competición", asegura el director de los Servicios Médicos Sanitas - Real Madrid.

El objetivo de esta preparación es desarrollar las cualidades psíquicas que el deportista necesita para alcanzar un alto nivel de perfeccionamiento deportivo, estabilidad psíquica y disposición para intervenir en grandes eventos.

# Así, la preparación psicológica contribuye de forma muy importante a: el perfeccionamiento de los procesos psíquicos como son la atención, la motivación, la autoconfianza y la memoria, importantes para alcanzar el máximo nivel.

# formar cualidades psíquicas de la personalidad del deportista.

# crear estados psíquicos óptimos para la competición.

# fomentar la habilidad de controlar estados psíquicos en condiciones extremas.

# desarrollar conocimientos acerca de las competiciones que se celebran.

Vía: Sanitas

Enlaces relacionados