Para superar tus retos deportivos entrena cuerpo y mente

Para superar tus retos deportivos entrena cuerpo y mente
por Redacción 31/01/2012 Imprimir
-

LANDER RENTERIA | BILBAO. Por suerte o por desgracia, el cuerpo de un deportista -y el de todas las personas- tiene unos límites. "La naturaleza es sabia", reza el refrán, y concede a cada individuo unas características determinadas, con sus virtudes y sus defectos. No obstante, gracias al esfuerzo personal y a los avances científicos, es posible autosuperarse, romper las barreras que nos constriñen y rebasar nuestros propios límites. Al menos en parte. He aquí algunos consejos que te ayudarán a llegar más allá de lo que imaginaste:

-Respirar es importante. Inhala aire por la nariz durante tres segundos y mantenlo en tus pulmones dos segundos más. Después exhálalo con fuerza. Según un estudio, hacer esto diez minutos al día puede aumentar un 10 por ciento la capacidad pulmonar de una persona en tan sólo tres meses.

-Descansar también lo es. El cuerpo necesita un día entero de recuperación tras haber realizado una sesión de gran intensidad. Las rutinas de entrenamiento excesivamente duras únicamente provocan fatiga, lesiones y agotamiento mental.

-El hierro es amigo del deportista. Si aumentas la ingesta de hierro en unos 10 mg al día, tus células te lo agradecerán transportando el oxígeno hasta un 25 por ciento más rápido. Las legumbres, los huevos, el hígado y las sardinas, por ejemplo, son alimentos abundantes en hierro.

-Toma vitaminas, y no sólo cuando te enamores. Algunos estudios han demostrado que la ingesta de vitamina C aumenta hasta en un 22 por ciento la capacidad del cuerpo para utilizar el oxígeno. El pimentón verde, los cítricos como la naranja y el limón, las fresas, los tomates, el brócoli, la coliflor, el repollo y la piña, entre otros, son excelentes fuentes de vitamina C.

-Una postura adecuada es importante a la hora de correr, del mismo modo que lo es cuando nos sentamos. Si salimos a hacer un poco de carrera continua, lo mejor es echar hacia atrás los hombros, sacar el pecho hacia fuera y relajar el abdomen. Así, podremos incrementar nuestra capacidad de resistencia hasta en un 8%.

-Hay vida más allá del 'running'. Evidentemente, la práctica de otras actividades deportivas (natación, fútbol, escalada...) también es beneficiosa para nuestro organismo. Levantando pesas, por ejemplo, se fortalecen los músculos implicados en la carrera y, además, una dura sesión de gimnasio hace que el sistema cardíaco trabaje incluso más a fondo que cuando corremos.

- Elimina los pensamientos negativos. La mente puede hacer que ese objetivo que te has propuesto lo tengas a mano o no lo alcances nunca. Si elimintas tus pensamientos negativos y los sustituyes por refuerzo positivo en menos de lo que piensas te verás capaz de cualquier cosa.

Aun así, recuerda que la clave más importante de todas reside en la mente. Ya lo sabes: "¡Si quieres, puedes!".

Vía: Vamos a correr

Enlaces relacionados
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies