Entrena cuesta arriba y cuesta abajo

Entrena cuesta arriba y cuesta abajo
por Redacción 18/03/2012 Imprimir
-

GORKA SEDANO | BILBAO. Si estás acostumbrado a correr sobre asfalto y en terrenos llanos, es muy probable que estés generando un esfuerzo monótono para tus piernas. Una buena variante es ejercitar el ascenso y descenso de cuestas. Este tipo de actividad física favorecerá un mejor desarrollo de tu músculo-esquelético.

El entrenamiento cuesta arriba es uno de los métodos más indicados para aumentar la potencia, mejorar el rendimiento y la resistencia e incrementar la velocidad. Además de lograr un progreso muscular más natural, también resulta beneficioso para mejorar la capacidad de absorción de oxígeno. Es por ello que en la rutina de trabajo de todo corredor siempre deben estar presentes los ascensos y descensos de cuestas.

Aunque se trata de un ejercicio sencillo, éste requiere de una buena dosis de paciencia para obtener el fortalecimiento de las piernas. Los resultados suelen ser más bien lentos, pero la práctica conlleva un incremento considerable de la fuerza.

En este tipo de entrenamiento específico se coordinan los ejercicios de fuerza con los de velocidad, por lo que tienes que tener en cuenta que un mayor peso corporal requiere de un esfuerzo superior para intentar neutralizar la influencia de la gravedad.

Base mínima de preparación

Ni que decir tiene que si eres capaz de mantener un ritmo intenso y cómodo cuesta arriba, tu rendimiento sobre terrenos llanos será manifiestamente mejor. Sin embargo, recuerda que antes de empezar con estas sesiones, es imprescindible contar con una base mínima de preparación.

Lo más recomendable es que te dosifiques, y que, al principio, tu rutina de trabajo se desarrolle con pocas cuestas de intensidad media. La razón no es otra que tus músculos pueden sobrecargarse rápidamente, lo que implica un mayor plazo de recuperación.

Pero no debes preocuparte porque, tras varias sesiones, tu cuerpo se adaptará perfectamente al esfuerzo exigido, podrás incrementar progresivamente la intensidad del ejercicio, y, finalmente, experimentarás las mejoras en los resultados y los beneficios de tu entrenamiento.

Enlaces relacionados

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies