Presoterapia, cavitación, liposucción sin cirugía, criolipólisis ¿funcionan para adelgazar?

Presoterapia, cavitación, liposucción sin cirugía, criolipólisis ¿funcionan para adelgazar?
por Redacción 11/06/2012 Imprimir
-

La llegada del calor y el buen tiempo indica que el verano está más próximo de lo que pensamos. Y a la hora de mirar la ropa de temporada en el armario, nos percatamos de que no nos hemos cuidado como debiéramos. Y los excesos cometidos empiezan a pasar factura. Y esconder aquello que no queremos enseñar se convierte en una misión harto complicada.

Se enciende la alarma. Pero todavía no es tarde, y hay remedio para ello. Aunque la premisa es clara. La receta perfecta para lucir palmito en verano es la de toda la vida: dieta equilibrada, hidratarse correctamente, practicar algo de ejercicio y buenas cantidades de crema reafirmante, que seguro que nos vienen bien.

En ciertas clínicas privadas existen diversos tratamientos estéticos, aparatos incluidos, que ayudan a reducir volumen, favorecen la circulación y estilizan la figura. Pero no debes perder la perspectiva, hay que tener claro que este tipo de terapias sirven de complemento a una nutrición adecuada. Olvídate de los milagros; deberás rascarte el bolsillo, pero los resultados merecen la pena.

-Presoterapia. A través del drenaje linfático se pueden eliminar grasas y líquidos. Vio la luz con fines terapéuticos; se trata de un sistema que emplea una cámara hinchable en la que se inserta aire a presión dosificado. Es indicado para resolver problemas de circulación como las varices o la pesadez de piernas, pero también puede rebajar la celulitis y la grasa localizada. La recomendación es hacer un máximo de tres masajes por semana. Su precio ronda los 25 euros, aunque pueden ser algo menos con los bonos de descuentos de algunos centros.

-Plataforma vibratoria. Cuesta creerlo pero algunos entrenadores señalan que diez minutos en este aparato valen como una hora de ejercicio físico. No habrá músculo de tu cuerpo que no note las vibraciones, y es que es un método que aporta grandes beneficios al sistema esquelético-muscular. Lo aconsejable es realizar como mínimo tres sesiones semanales, y no implica un desembolso muy costoso, ya que cada sesión de diez minutos tiene un preció aproximado de 2,5 euros.

-Cavitación. Es uno de los tratamientos más efectivos, especialmente para eliminar la grasa de zonas tan difíciles como el abdomen. Su peculiar técnica se centra en el uso de ultrasonidos de baja frecuencia que producen unas burbujas de vapor con las que se procederá al masaje. La presión generada por estas burbujas es la que sirve para destruir las células adiposas. La sesión de 30 minutos de duración también suele ir acompañada por una sesión de presoterapia. Exigen un desembolso mayor cercano a los 100 euros y un plazo espaciado de siete días entre sesión y sesión.

-Liposucción sin cirugía. Consiste en un masaje intenso y directo sobre las zonas de acumulación de grasa. Se emplean aspiración y rodillos para disolver adipocitos y mejorar la circulación. Para conseguir óptimos resultados es aconsejable recibir de 15 a 20 sesiones de media hora de duración. Cada masaje ronda los 35 euros.

-Criolipólisis. Es lo último en tratamientos para eliminar las células grasas. Y su arma secreta es la congelación. Una vez iniciado el proceso, las grasas no suelen volver. Su efectividad queda patente, ya que puede reducir hasta un 20 por ciento de la grasa tratada. Sin embargo, el mayor inconveniente es su elevado precio, puesto que cada sesión puede salir por unos 500 euros.

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies