Nadar para no perder la forma

Nadar para no perder la forma
por Redacción 08/08/2012 Imprimir
-

GORKA SEDANO | BILBAO. El tiempo de verano es una época excelente para zambullirse en el mar o darse un chapuzón en la piscina. Y es que cuando el calor aprieta, estar a remojo y nadar durante un rato, sin lugar a dudas, es más que recomendable. Aunque ya lo sabes, debemos remarcar que la natación se presenta como un complemento ideal a nuestro entrenamiento de running.

No hace falta decir que los beneficios de la natación para nuestro organismo son notables, ya que está considerado como la disciplina deportiva más completa. Y ello es debido a que permite una gran desarrollo aeróbico e implica a la mayor parte de los músculos de nuestro cuerpo, sin forzar las articulaciones. Así, la natación es una actividad sin apenas impacto, ni rebotes como en otros deportes.

El hecho de fortalecer las articulaciones previene lesiones, e incluso facilita la recuperación de las mismas. Y suele estar indicada para personas con problemas de espalda y dolores de columna y cervicales con la finalidad de aliviar tensiones y mejorar la postura del cuerpo. Pero no sólo eso, porque la natación contribuye a una mejor circulación de la sangre, por lo que también es un ejercicio recomendable para personas con tensión alta.

¿Por qué es recomendable?

-Tonifica y desarrolla los músculos. Una vez metidos en el agua, la tensión de huesos y articulaciones se reduce, por lo que se aumenta la flexibilidad, se fortalecen los huesos y se ejercitan todos los músculos del cuerpo.

-Incrementa la capacidad pulmonar. Si nadamos con cierta frecuencia y un durante un rato, estaremos reforzando los músculos que nos traen y expulsan el aire de nuestros pulmones. Así, en cada respiración notaremos una mayor cantidad de oxígeno sin consumir apenas energía.

-Quema la grasa acumulada. Se suele decir que para perder esos kilos que no sobran el mejor método es llevar a cabo una actividad física de media intensidad y de larga duración. De esta forma, nadando resulta más fácil adelgazar que saliendo a correr ese mismo tiempo.

-Disminuye la tensión arterial. Como ya hemos señalado, la natación es el ejercicio aeróbico por excelencia. ¿Qué significado tiene? Para empezar nos ayudará a tener un corazón más sano y fuerte, que permite transportar más sangre, al mismo tiempo que agranda el tamaño de las arterias y la concentración de los glóbulos rojos.

Apto para todas las edades

Evidentemente, la natación no es sólo una actividad beneficiosa para los adultos sino también para los más pequeños de la casa. Y para éstos últimos puede resultar una actividad atractiva porque al mismo tiempo que se divierten en la playa o en la piscina, están practicando deporte.

Además, con una práctica habitual, los niños incrementan sus ganas de comer, mejoran su equilibrio y experimentan menos problemas para conciliar el sueño.

Con todo lo expuesto, queda claro que incluir unas sesiones de natación en nuestro plan de entrenamiento nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento y a realizar unas sesiones de trabajo más completas y variadas.

Enlaces relacionados