¿Cómo perder barriga? Dí adiós al dichoso el flotador

¿Cómo perder barriga? Dí adiós al dichoso el flotador
por Redacción 15/10/2012 Imprimir
-

Bajar de peso y perder barriga. Dos objetivos en la mente de casi todos nosotros. El exceso de grasa abdominal, al igual que el exceso de grasa en otras zonas del cuerpo, puede acarrear perjuicios para la salud. Entre ellos, destacan la subida de los niveles de colesterol y un mayor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares. Pero, ¿es la grasa de la zona abdominal la más perniciosa para nuestro organismo?

¿Pensando en adelgazar? Entra en nuestro foro para adelgazar y haz tu consulta

La grasa de la tripa se distribuye de dos maneras diferentes. Por un lado, se encuentra la grasa subcutánea, es decir, la que se halla entre la piel y la pared abdominal. Este tipo de grasa es una reserva de calorías, y no entraña un riesgo demasiado elevado porque no rodea de forma directa a ningún órgano ni a las venas o arterias que lo mantienen saludable. La grasa visceral, por su parte, se encuentra a más profundidad en el estómago, y recubre los órganos abdominales.

Este último tipo está presente en el cuerpo de todas las personas, pero las complicaciones aparecen cuando sus niveles exceden de lo normal. En ocasiones, la grasa puede invadir los propios órganos, y afecta negativamente a su funcionamiento produciendo inflamación, obturando los vasos sanguíneos e incluso causando resistencia a la insulina, lo que puede conducir a la diabetes. Además, las células de la grasa visceral producen hormonas que regulan el peso y el apetito, por lo que pueden contribuir a aumentar de peso y tener una mayor sensación de hambre.

Índice de masa corporal

Normalmente, calcular el índice de masa corporal es un buen modo de determinar la salud general del peso de una persona. Sin embargo, existe un método mejor para la grasa de la tripa: calcular el 'ratio de la cintura a la cadera' con una cinta métrica. Para realizar este cálculo, hay que dividir la circunferencia de la cintura en su punto más estrecho (el ombligo puede ser un buen punto de referencia) por la circunferencia de las caderas en sus puntos más anchos. Los resultados de 0,8 o menos indican buena salud, mientras que aquellos superiores a 0,8 sugieren un riesgo de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

La grasa visceral es muy perjudicial, pero, afortunadamente, se puede atajar mediante la dieta, el ejercicio y un buen descanso. Así, lo más indicado es llevar a cabo actividades de ejercicio aeróbico moderado o intenso (según algunos estudios, lo mejor es esprintar), combinándolas con una alimentación baja en grasas saturadas y rica en proteínas. Siguiendo estas recomendaciones, no habrá 'panza' que se resista.

Entra en el FORO ADELGAZAR y plantea tus dudas

Enlaces relacionados

X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies