¿En qué consiste la prueba de esfuerzo?

¿En qué consiste la prueba de esfuerzo?
-

 

La conocemos porque la televisión suele sacar a menudo a futbolistas y otros deportistas llevándola a cabo. La prueba de esfuerzo, también denominada ergometría, nos permite evaluar nuestra propia condición física antes de realizar cualquier actividad deportiva. Pero este procedimiento médico también nos proporciona información fiable de la situación en la que se encuentra nuestro sistema cardiovascular, por lo que permite detectar a pacientes con problemas coronarios.

La interpretación de los resultados de la prueba de esfuerzo nos permite adaptar una práctica deportiva a las características particulares de cada atleta. Tal circunstancia nos facilita la planificación de los entrenamientos y el establecimiento de unos objetivos personales, en función del estado de salud y la aptitud física.

Mejorar el rendimiento físico, establecer el plan de ejercicios más óptimo, identificar a los deportistas con riesgo, y así como planificar la intensidad y el tipo de ejercicio más indicado, son algunas de las utilidades de la prueba de esfuerzo.

Segura y fiable

Existen diferentes equipamientos para realizar esta prueba, aunque los más habituales son la cinta de correr o tapiz rodante y la bicicleta ergométrica. La elección dependerá del estado de la persona y de la disciplina deportiva que desea practicar.

Antes de que arranque el ejercicio, el paciente en cuestión tiene múltiples electrodos repartidos por el cuerpo para realizar el electrocardiograma. Y éste se puede visualizar en un monitor mientras se lleva a cabo la prueba de esfuerzo. Se comienza a un ritmo suave para aumentar la intensidad con intervalos de tres minutos, lo que permite evaluar cómo responde el corazón a la actividad física.

Este aumento de la intensidad se mantendrá hasta que la frecuencia cardiaca alcance el nivel marcado por el médico. Aunque la prueba de esfuerzo concluirá de forma inmediata, si el paciente no puede seguir más con la carrera o si el médico detecta alguna anomalía. Además, la prueba es cien por cien segura, y el paciente no suele notar molestias durante este específico ejercicio.

Foto: EFE.

Enlaces relacionados
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies