Test Running Bike, buscando el movimiento perfecto

Test Running Bike, buscando el movimiento perfecto
-

Alberto nos habla en esta ocasión de un "invento" que incorpora la técnica de running y del andar en bici en una misma máquina. . Se llama running bike y ha sido desarrollado por la empresa Navarra Goi-Contini La idea era intentar lograr una máquina que por una lado activara el sistema cardiovascular y para ello requiera de un movimiento muy completo como el que une los dos patrones motrices más practicados por el deportista como son el correr y el pedalear.

Se trata de una máquina peculiar sobre la que se realiza un movimiento similar al de correr pero en una disposición inclinada hacia adelante, a medio camino entre la de un ciclista y la de un atleta. Para ello dispone de un manillar de grandes dimensiones que permite que el cuerpo se apoye "tipo triatleta" y permanezca en un plano inclinado hacia delante, posibilitando que las piernas describan una zancada hacia atrás como que se realiza durante la carrera a pié.

Para mezclar el movimiento del pedaleo y el de la zancada incorpora por una lado un sillín sobre el que recae gran parte del peso corporal y unas bielas muy largas que permiten la casi total extensión de la pierna hacia atrás como ocurre durante la carrera.

Te puede interesar:

Sobre esta máquina se han realizado estudios médicos y biomecánicos con el objetivo de validar su utilidad, y los resultados demuestran por un lado una mayor activación muscular en comparación con el pedaleo convencional a igual intensidad (7 km./hora), siendo este similar al realizado durante la carrera a pie a17 km./hora, todo ello con una menor solicitación cardiaca. Esto es debido a la mayor implicación de la musculatura flexora de la cadera y extensora de la rodilla al tener que hacer un movimiento de mayor amplitud en una disposición del eje de pedalier muy retrasada.

El Sistema Running Bike, creado por la empresa Bicicletas Goi-Contini S.L., es un sistema de pedaleo que simula el movimiento de la carrera a pie y permite a los deportistas de cualquier disciplina deportiva (especialmente la alta competición) trabajar y desarrollar, con un espectro de activación mucho más amplio, los grupos musculares más importantes de piernas y abdomen de una forma autónoma, sencilla, segura y compatible, aunando los aspectos beneficiosos de ambos deportes y eliminando el impacto provocado por la zancada.

Tras varios estudios científicos y médicos, validaciones mecánicas y ensayos, realizados con varios deportistas de disciplinas diversas, los resultados son concluyentes y demuestran que pedalear en RUNNING BIKE produce una activación de los músculos extensores de la rodilla y del flexor de la cadera similar al de correr a 17 km/h, y con menor carga de trabajo en los músculos plantares del tobillo, en parte por las diferencias en la activación muscular, y todo ello con menor ritmo cardíaco. Todo ello lo convierte en un sistema innovador especialmente indicado para los propósitos de entrenamiento y rehabilitación, debido a su alta activación muscular, incluso de aquellos músculos que resultan de difícil activación por medios convencionales.

Comparando el gesto realizado sobre la running bike y durante el pedaleo convencional, se logra un mayor recorrido articular a nivel de la cadera llegando en la extensión a los 145º frente a los 104º pedaleando, siendo este un considerable rango de movimiento para esta articulación. A nivel de la rodilla sucede algo parecido pero con efectos contrarios ya que la longitud de bielas que posibilitan una mayor extensión de ésta al realizar la zancada, obliga al levantar el pedal contrario a una flexión casi completa de la rodilla, con ángulos inferiores a los 45º, con el consiguiente estrés que esto supone para la articulación. Por ello el fabricante ofrece la posibilidad de colocar los pedales en una posición más próxima reduciendo la longitud de bielas, pero aún así pedalear sobre la running bike requiere no haber tenido lesiones en las rodillas aspecto que se advierte en las instrucciones previas a su utilización.

Cuando te subes por primera vez a la running-bike y tratas de meter las zapatillas en los rastrales te das cuenta de la enorme longitud de sus bielas, lo que requiere tener una gran flexibilidad en la cadera para poder montar sin requerir ayuda...

Cuando realizas unas cuantas zancada-pedaladas enseguida te familiarizas con el movimiento requerido, notando cierta brusquedad al extender la pierna hacia atrás similar al efecto que se produce al correr. Uno de los mayores inconvenientes de la posición a medio camino entre pedalear sobre una bici y correr es que el peso del cuerpo recae prácticamente sobre la punta de un sillín convencional. A los minutos es fácil notar la fuerte compresión perineal debido a que la posición obliga a apoyar todo el peso sobre la parte anterior del sillín, limitándose además los movimientos naturales de basculación pélvica producidos durante la carrera a pie, haciendo necesario el uso de una funda amortiguadora de gel. En esta posición resulta obligado descargar la zona de apoyo cada cierto tiempo, practicando durante cortos intervalos hasta que el organismo se vaya acostumbrando a lo comprometido de la posición.

En las primeras sesiones es fácil notar agujetas en el psoas, principal flexor de la cadera, y en el recto anterior del cuádriceps. Esto es debido a la mayor implicación muscular que según los datos electromiográficos es de un 45 % más respecto a la requerida sobre una bici convencional, y curiosamente también reflejan una menor solicitación de la musculatura flexora plantar (hasta un 300% menor) en comparación con la que se requiere al correr. Estos datos confirman la validez de la running bike como sustitutivo de la carrera a pie en aquellos deportistas que quieran evitar los impactos producidos sobre la planta del pie. También puede ser útil para aquellos ciclistas y atletas aquejados de lumbalgias ya que la posición inclinada del cuerpo sobre el amplio manillar permite tener la cadera en línea con el tórax, lo que asegura una estabilidad pélvica que se ve reforzada por una mayor implicación abdominal y glútea que la que se requiere durante el pedaleo.

En mi opinión es un acierto la idea de aunar los patrones motrices de la carrera y del pedaleo en una misma máquina, y considero que la unning bike es un prototipo en evolución que con los necesarios ajustes biomecánicos pueda llegar a introducirse en un mercado en expansión pero muy exigente como es el del fitness.

www.albertocebollada.com

Enlaces relacionados