Trail running, 11 consejos para correr por el monte

Trail running, 11 consejos para correr por el monte
por Redacción 02/01/2013 Imprimir
-

El 'trail running' o carrera por montaña (es decir, correr por el monte atravesando pistas y senderos) es una modalidad de running que cada vez tiene más adeptos. Su popularidad se debe a lo atractivo de abandonar las archiconocidas carreteras y aceras y correr por hermosos parajes en plena naturaleza, por lo que el calendario de carreras de montaña cuenta con más pruebas cada año. Sin embargo, la dureza del 'trail running' hace que su práctica no sea pan comido.

El 'trail running' aumenta su popularidad a pasos agigantados. Pero, ¿a qué se debe este fervor? Seguramente tenga mucho que ver con su condición algo aventurera, con el reto de hacer frente a los elementos fuera del cobijo de la ciudad. En cualquier caso, el 'trail' puede entrañar algunos riesgos, por lo que conviene estar preparado para hacer frente a los imprevistos:Te contamos algunos aspectos importantes que has de conocer si quieres lanzarte a la aventura del 'trail':

-Prepárate contra los cambios del tiempo. Cuando corres por el monte las condiciones meteorológicas pueden variar en cuestión de minutos. Por eso, lo ideal es ir bien equipado con una sudadera transpirable para hacer frente al viento, manteniéndose seco y conservando el calor. Una gorra ligera también es recomendable para prevenir las quemaduras del sol.

Busca en la tienda especializada en trekking Made4trek.com

-Elige el calzado adecuado. Las típicas zapatillas de running no son las más adecuadas para correr por montaña. El calzado específico de 'trail' te dará más apoyo y tracción, además de evitar que te entre agua. Acércate a la tienda especializada más cercana y pide asesoramiento.

Busca tus zapatillas de trail running

-Esos calcetines. Escoger los calcetines adecuados puede vitar ampollas y rozaduras, así que hazte con un buen par que no sea de algodón para estar seco y cómodo.

-Infórmate sobre el recorrido. Existen enormes diferencias entre los infinitos recorridos que se pueden hacer por el monte. Por eso, no hay que precipitarse: infórmate sobre la distancia del trayecto, su dificultad y sus desniveles. Más vale prevenir que lamentar.

-Sigue un proceso de adaptación. El 'trail' es muy diferente del running habitual. El terreno no es tan firme como en carretera y, por ello, supone un reto para pies y tobillos. Reduce la distancia la primera vez que corras por el monte y empieza con unos pocos kilómetros hasta que te vayas acostumbrando.

-Vete acompañado. Correr con un amigo o compañero es bueno para la motivación y también es recomendable porque proporciona seguridad y tranquilidad en caso de que algo no marche según lo planeado. Si corres solo, es mejor que lleves encima algún tipo de identificación e información médica y de contacto.

-Aprende a orientarte. El uso de la brújula parece decimonónico en estos tiempos modernos del GPS, pero saber dónde se ubican el norte y el sur puede ser de suma importancia en el monte. Por eso, has de conocer maneras sencillas para determinar las direcciones y tener siempre una idea general de cómo volver a casa. Llevar un teléfono móvil también puede ser de gran utilidad.

-Mira hacia delante. El monte está lleno de rocas, árboles, raíces, hoyos y otros tipos de dificultades, así que te recomendamos que mires unos tres metros hacia delante para sortearlos. Así, estarás más preparado para evitar accidentes y caídas. Recuerda que las lesiones se producen más fácilmente practicando 'trail'.

-Acorta tu zancada. Es recomendable que bajes un poco el ritmo y des pasos más cortos y rápidos para guardar mejor el equilibrio y mantener tu peso centrado sobre tus pies. En un terreno tan escabroso, batir tus marcas no debería ser una de tus principales metas.

-Mantente hidratado. Los niveles de hidratación pueden variar mucho en la montaña y afectar a tu rendimiento. Estate seguro de llevar una botella de agua en marchas de más de 10 kilómetros, sobre todo si el clima es cálido. Si no quieres cargar con una botella, existen otras opciones como los packs de hidratación y las barritas energéticas.

-Respeta el entorno natural. Los runners y montañeros no son los únicos seres vivos con los que te toparás en tu aventura de 'trail'. Respeta a las plantas y a los animales, y acércate a ellos con cuidado, evitando hacer movimientos bruscos. Además, debes poner especial énfasis en cuidar y conservar la belleza de la naturaleza: recoge cualquier botella u otro tipo de basura que puedas producir. Si completas tu entrenamiento sin dejar rastro, ayudarás a nuestro medioambiente y a los demás compañeros de running.

Enlaces relacionados
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies