Técnica de respiración diafragmática o abdominal, ¿preparado para relajarte?

Técnica de respiración diafragmática o abdominal, ¿preparado para relajarte?
por Redacción 03/01/2013 Imprimir
-

Respirar de manera eficaz es sin duda uno de los mejores ejercicios que se conocen. Las culturas orientales la realizan en sus momentos de meditación e incluso en la vida diaria. En occidente, debido principalmente al estrés causado por un ritmo de vida "endiablado", la respiración pectoral en la más común. Es decir, aquella en la que al inspirar hinchamos el pecho. Este tipo de respiración debería usarse como medida de emrgencia de nuestro cuerpi cuando estamos sometidos a tensiones y es necesario bombear aire de forma rápida.

Hoy os vamos a hablar de la técnica de repiración diafragmática o abdominal , se trata de uno movimiento mucho más profundo y lento pero que necesita entrenarse para conseguir introducir el aire en las partes más bajas de los pulmones.

Técnica de respiración diafragmática o abdominal

Túbmate de forma que te encuentres totalmente en posición horizontal y cómodo. Coloca una de tus manos sobre tu pecho y la otra sobre el ombligo. respira normalmente pero de forma pausada. ¿Se hincha tu pecho y la mano del ombligo apenas se mueve? Esa es tu resiración común adquirida. Vamos a tratar de cambiarla.

Ahora respira intentando hincha la tripa. Como si tu tripa fuera un globo y cada vez que tomas aire notas como se hincha. Al expulsar el aire trara de imagnar que tu ombigo cede terreno y casi llega a tocar el suelo de lo vacío que se encuentra.

Al principio notarás que estás forxando tu respiración. Hazolo de manera lenta, pausada, con los ojos cerrados y visualizando tu abdomen, arriba y abajo. Sabrás que lo estás haciendo bien cuando la que se mueva sea la mano que tienes sobre tu ombilgo y no la del pecho.

Ejercicios de respiración para realizar en casa

  1. Una vez has aprendido y adquirido el hábito de la respiración diafragmática podemos pasar a realizar una serie de ejercicios muy adecuados para aliviar tensiones y que podrás realizar antes de levantarte de la cama o justo antes de dormir.
  2. Coge aire por la nariz. Coge much aie. Dejalo en tu abdomen y cuando esté lleno déjal ir con un gran suspiro
  3. Vuelve a coger auire por la nariz honchando de nuevo el abdomen. Reténlo durante 2 segundo. Expúlsalo lentamente por la nariz y visualice como el globo se desincha hasta dejar escapar hasta la última "partícula" de aire.
  4. Repita este ejercicio 12 veces

Este tipo de respiración profunda apenas te llevará 2 minutos y te ayudará a reducir la presión sanguínea y a aumentar el flujo de oxígeno por todo el cuerpo, además te ayuda a fortalecer y tonificar tus abdominales y tu sistema digestivo.

¿Te animas a respirar de manera más saludable?

Enlaces relacionados