Arnica la planta "milagro" para evitar lesiones musculares

Arnica la planta "milagro" para evitar lesiones musculares
por Redacción 07/06/2013 Imprimir
-

La arnica es una de las plantas medicinales más utilizadas en los últimos años en homeopatía. Entre sus propiedades destaca por ser muy rica en ácido silícico, carótenos y flavonoides.

El ácido silício es un nutriente fundamental para el tejido que sortiene y rodea los huesos los cartílagos y los dientes.

Los carótenos por su parte cse transforman en vitamina A en nuestro organismo. Esta vitamina, biológicamente más activa, es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y tiene acción antioxidante.

Por último los flavonoides aportan múltiples efectos positivos debido a su acción antioxidante y eliminadora de radicales libres.

La Arnica es una planta muy tóxica y no se puede ingerir, salvo en preparaciones homeopáticas en la que se encuentra muy diluida. Su uso por lo tanto es principalmente externo. Se aplica en forma de aceite o pomada para aliviar dolores musculares, recuperar muscularmente tras el entrenamiento, reducir inflamación y reducir hematomas, heridas superficiales, picaduras de insectos, esguinces y artritis.

En tratamientos homeopáticos se suele combinar con otros compuestos que cuentan con Ruta Graveolan y Rhustox Codemdrum para evitar lesiones musculares.

Enlaces relacionados
X

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias para mantener identificados a los usuarios registrados y poder personalizar los servicios y cookies de terceros analíticas para estadísticas de las páginas vistas pero siempre de una forma anónima. Política de cookies